Una entidad que brinda servicios de salud reproductiva cerrará dos establecimientos en Cincinnati

0
118

Planned Parenthood cerrará dos centros de salud de Cincinnati, que en conjunto prestan servicios a más de 6,000 pacientes al año.

El cierre programado del Centro de Salud de Springdale y del Centro de Salud de Western Hills se produce después de que la organización se negara a seguir las nuevas reglas para recibir dinero federal para el control de la natalidad y otros servicios de salud reproductiva.

Ninguno de los dos centros realiza abortos.

La organización culpa a los cambios en las políticas federales y estatales por el cierre de los centros de salud el 20 de septiembre.

La administración Trump comenzó a hacer cumplir una “gag rule” en agosto, evitando que las entidades que reciben dólares del Título X (el único programa federal de subvenciones dedicado exclusivamente a proporcionar a las personas servicios integrales de planificación familiar y servicios de salud preventiva) recomienden o aboguen por el aborto.

Planned Parenthood decidió no cumplir con la regla federal y dejó de aceptar fondos a través del programa federal que proporciona ayuda de planificación familiar a mujeres y familias de bajos ingresos.

*Con información de AP.