Sindicato de profesores de Wright State University podría entrar en huelga antes de febrero

El sindicato de profesores de Wright State University (WSU) ha anunciado que entrará en huelga el próximo 22 de enero desde las 8:00 a.m.

AAUP-WSU, sindicato de la universidad, se compone de cerca de 560 miembros. Cantidad considerable si se tiene en cuenta que en Wright State hay actualmente 1.700 profesores de planta.

La institución ha dicho que en caso de que la huelga sea efectiva, los estudiantes deben seguir asistiendo con normalidad a todas sus clases. En caso de haber alguna modificación en las clases, recibirán una notificación a través del correo institucional.

Algunos departamentos no serán afectados por la huelga. Boonshoft School of Medicine y School of Professional Psychology no tienen docenes registrados en el colectivo sindical.

La universidad asegura que, durante la reunión del 4 de enero entre el Consejo Administrativo y el sindicato, la comisión oficial de Wright State aprobó unánimemente su acuerdo final para los docentes, que incluía modificaciones a los términos y condiciones laborales.

El acuerdo continua en disenso, y, mientras tanto, no se ha podido llegar a una resolución.

“Aunque el sindicato tiene derecho a hacerlo, la universidad ha ofrecido condiciones de empleo justas a la luz de nuestra crisis financiera sin precedentes. Con nuestros nuevos términos todavía mantenemos los salarios de los profesores entre los más altos del estado”, afirma la presidenta de la universidad, Cheryl B. Schrader.

Por su parte, AAUP-WSU ha hecho entender en un comunicado publicado en Facebook que, aunque no desean entrar en huelga, lo hacen para proteger “la educación de calidad que los estudiantes de WSU merecen”:

Explican que el acuerdo propuesto por la Administración perjudicaría la calidad educativa al exigir a los docentes enseñar en clases más grandes y por mayor tiempo, reducir la oferta de cursos críticos y dificultar el acceso de investigadores calificados y profesores en la universidad.

 “Estamos luchando para salvaguardar la atención personalizada, la exigencia en las clases, las oportunidades de investigación y la enseñanza de alta calidad que hacen de Wright State una gran universidad para los estudiantes”, señala el comunicado del sindicato.