¿Quién es Mike DeWine? Perfil del nuevo gobernador de Ohio

Para posesionarse oficialmente como gobernador de Ohio, el republicano juramentó ante su hijo, el Juez de la Corte Suprema de Justicia, Patrick DeWine y nueve biblias. Nueve biblias cargadas de significado e identidad. Su esposa, Fran DeWine, estuvo a su lado sosteniéndolas.

Las exhibía con orgullo, como valiosas posesiones. DeWine, acostumbrado a largos números -y más si de familia se trata-, reunió las biblias de su abuelo, abuela y bisabuela, sobrinas, tías, madre, su esposa y amigos. Algunas ediciones son de Jerusalén y otras eran nuevos testamentos.

Esto ocurrió el 14 de enero. Ahora, con poco más de un mes en cargo, el gobernador ya ha dado de que hablar. Su discurso del State Union tendrá lugar el 5 de marzo y, a diferencia de su predecesor, John Kasich, que solía pronunciarlo en distintas locaciones del estado, por primera vez en cuatro años, el discurso será enunciado en The Statehouse.

Biografía

DeWine tiene 72 años. Nació el 5 de enero de 1947 en Yellow Springs (Greene County, Ohio) y fue criado en la tradicional enseñanza de la Iglesia Católica. Conoció a su actual y única esposa en primera grado, Frances Struewing. Se graduó de Miami University (Oxford) en educación, y luego alcanzó el título de Juris Doctor en Ohio Northern University College of Law en 1972.

Ha tenido ocho hijos, uno de los cuales falleció en un accidente automovilístico en 1993. Patrick DeWine, anteriormente mencionado, es el Juez de la Corte Suprema de Justicia. Su genética se extendió hasta 24 nietos.

Su vida política -heredada de su padre- comenzó hacia 1980, cuando fue elegido Senador del Estado de Ohio. Dos años después llegó a ser Representante del 7° Distrito del Congreso de Ohio, siendo reelegido tres veces. Su padre había ocupado, por 26 años consecutivos, la silla que él llegó a ocupar entonces.

En 1990 se retiró del Congreso para perseguir la Gobernación de Ohio en segundo puesto, es decir, como Lieutenant Governor -encargado de presidir alguna institución estatal y servir como suplente del gobernador en caso de que este muera o no pueda seguir ocupando el cargo-. Ganó en esa oportunidad, con George Voinovich al frente.

Después de esa etapa intentó postularse al Senado. Disputó la campaña en contra del renombrado astronauta John Gleen bajo la frase “What on earth has John Glenn done?”. Perdió.

Lo volvió a intentar, con éxito, en 1994, y fue reelegido nuevamente al Senado hasta 2006, cuando el demócrata Sherrod Brown le arrebató el puesto. 

Alcanzó un reconocimiento significativo en 2010, cuando ocupó el cargo de Fiscal General en Ohio. Fue reelegido otra vez en 2014 y en 2018 se postuló como gobernador.

Le ganó al demócrata Richard Cordray con un margen del 4%, asegurando la extensión de los republicanos en el estado.

Posiciones políticas:

Estas son, de acuerdo con sus propuestas desde las diferentes postulaciones como Fiscal hasta la reciente campaña para la gobernación de Ohio, las visiones del político:

Violencia y armas: no se ha opuesto a la venta “libre de armas”, más bien apela desde una perspectiva correctiva al aumento de penas para reincidentes, promoción de servicios de salud mental, mayor precisión en los registros y antecedentes criminales y, en general, aumentar el control desde las propias instituciones estatales.

Crisis de opioides: a las luces, no es un prohibicionista, y contrario al pensamiento tradicional, DeWine ha arremetido en varias ocasiones en contra de la industria farmacéutica. Como fiscal de Ohio, buscó cerrar las llamadas “pill mills” (ilegitima prescripción de drogas a los pacientes por parte de doctores). Apoya la educación y pedagogía sobre el tema, con enfoque en el apoyo a la reincorporación y rehabilitación.

Legalización de la marihuana: DeWine ha dejado claro que se opone al uso recreacional de la droga.

Asuntos sociales: como Fiscal afirmó que se opone al aborto. En el Senado también promovió el Unborn Victims of Violence Act, legislación que reconoce al embrión como una victima legal y penaliza el aborto. Así mismo, se ha opuesto al matrimonio del mismo sexo y rechaza el reconocimiento de parejas que lo hayan hecho en otros estados donde si es legal.

Economía: cree en unos impuestos “racionales, razonables y predictivos”. También predica el uso de las nuevas tecnologías en la fuerza de trabajo. Desea expandir el alcance de los centros de tecnología, en las pasantías y programas de certificación de empleos.