¿Qué fue del 2019 en materia de inmigración para Cincinnati?

El 2019 culminó —según la opinión de algunos especialistas consultados— como un año tumultuoso y poco alentador para la cuestión inmigratoria en Cincinnati. Siendo este el tercer año de la administración Trump, fue preocupante para los latinos en particular. Miles de personas buscaron asilo político en la frontera de EE. UU. con México, generando así desplazados viviendo en condiciones peligrosas e inseguras, con falta de higiene y prácticamente sin viviendas adecuadas a las condiciones climáticas. Y los que lograron entrar sufrieron la separación de los padres de sus hijos, creando un trauma emocional irreparable. Hablamos con los abogados Cassandra Rodríguez y George Fee, quienes nos dieron su punto de vista ante este panorama. Bryan Wright, Director Ejecutivo de Cincinnati Compass, también nos dio su opinión sobre el asunto.

Cassandra Rodríguez

¿Qué desafíos quedan todavía pendientes en materia de inmigración?

Hay varios desafíos que estamos enfrentando en Cincinnati. Antes, en el caso de una persona aplicando por cancelación de deportación o asilo político, se podía esperar un tiempo de 3 a 4 años antes el juicio final. Muchas veces, el inmigrante podía trabajar legalmente por esos años. Ahora, estamos enfrentando un tiempo tan poco como 1 a 2 años no más.

¿En qué avanzamos y en qué retrocedimos?

Lastimosamente, yo diría que retrocedimos bastante este año. No hubo ninguna legislación nueva que favorezca al inmigrante. Todas las novedades han obstaculizado los procesos legales migratorios.

George Fee

¿Qué desafíos quedan todavía pendientes en materia de inmigración?

Uno de los retos más grandes en este momento, es cómo parar la erosión de la autoridad de los jueces de inmigración que empezó en 2018 con el fiscal general Sessions y sigue bajo el fiscal general Barr. Un juez de inmigración ahora tiene mucha menos autoridad en cómo manejar su documentación que hace un año.

¿En qué avanzamos y en qué retrocedimos?

En 2019 hemos avanzado en poner resistencia a la administración de Trump, primero en las elecciones de noviembre de 2018 en donde 40 puestos en la cámara de representantes pasaron del partido del presidente a la oposición.  En el gabinete presidencial, gente al nivel del secretariado de los departamentos del gobierno, se retrocedió, debido a que Trump ahora utiliza gente temporal y no confirmada por el Senado.  Las elecciones de 2020 estarán críticas para nuestro país, si queremos volver a la normalidad de la función del gobierno.

Por su parte, Bryan Wright, Director Ejecutivo de Cincinnati Compass dio un panorama más alentador, afirmando: “la ciudad de Cincinnati avanzó en su clasificación en el último Índice de Ciudades de la Nueva Economía de Estados Unidos (NAE), una clasificación de los esfuerzos de integración de inmigrantes entre las 100 ciudades más grandes de los Estados Unidos. Este año, la ciudad ocupa el puesto número 15, frente al puesto 18 en 2018”.

De acuerdo con las estadísticas de Wright, el aporte latino a la economía estatal y regional de Cincinnati se presenta de esta manera:

Impuestos y poder de gasto

• Ingresos del hogar de inmigrantes: $3.6 mil millones

• Los inmigrantes pagan $993.2 millones en impuestos

• $306.5 millones en impuestos estatales y locales

• $686.7 millones en impuestos federales

• Poder de gasto total de los inmigrantes: $2.6 mil millones

Emprendimiento:

• Los inmigrantes tienen 33.3% más probabilidades de ser empresarios que la población nativa

• Aumento del 52.9% en el número de empresarios inmigrantes entre 2000-2015

• Los inmigrantes representan el 7.9% de los dueños de negocios y el 21% de los dueños de negocios de Main Street en Área metropolitana de Cincinnati.

• Los inmigrantes representaron todo el crecimiento en la propiedad de negocios de Main Street en Cincinnati Área metropolitana entre 2000 y 2015. Una de las 31 áreas metropolitanas de EE. UU. En las que esto ocurrió.

Los desafíos que quedan por superar según Bryan Whright

• Mejorar la accesibilidad y visibilidad de los recursos existentes para apoyar a las comunidades de inmigrantes, particularmente en torno al emprendimiento, servicios sociales y legales, educación, salud y desarrollo de la fuerza laboral.

• Traer y capacitar a más profesionales de salud mental que sean multilingües.

• Crear un sentido de pertenencia y seguridad para los miembros de la comunidad.

• Ayudar a conectar a las familias con las escuelas donde asisten sus hijos.

• Más recursos legales para individuos y familias.

• Licencia de conducir para personas aquí indocumentadas.

• Muchas personas viven con miedo, por lo que debemos ayudarlas a conocer sus derechos y asegurarnos están recibiendo información clara y precisa sobre políticas a nivel federal y estatal y prácticas relacionadas con la inmigración

¿Qué es Cincinnati Compass?

Cincinnati Compass promueve la inclusión económica y cultural de inmigrantes y refugiados para mejorar la vitalidad general de la región. Cincinnati Compass es un proyecto colaborativo de la Cámara Regional de Cincinnati USA, la Ciudad de Cincinnati, la Universidad de Cincinnati y más de 65 socios comunitarios que creen que los inmigrantes y los refugiados son contribuyentes clave para una economía regional fuerte y una comunidad diversa y vibrante. Cincinnati Compass aboga por la inclusión social y económica, conecta a individuos y organizaciones para desarrollar capacidades y oportunidades.