¿Presidents’ Day o Washington’s Birthday?

Uno de los diez festivos federales en el país, y el tercero en orden, celebrado entre el 15 y 21 de febrero, así como uno de los más antiguos en la historia. ¿Cuál es su historia? ¿Cuál es el nombre oficial y correcto del holiday?

520

A la fecha de la publicación de este ejemplar, el Presidents’ Day, como la opinión pública ha decidido llamarlo en conmemoración de todos los presidentes del país, habrá tenido lugar sin que necesariamente su enigmático significado sea resuelto.

El festivo federal se celebra el tercer lunes de febrero, y fue establecido en 1885 como una forma de reconocimiento al Presidente y Padre Fundador George Washington.

Existen dos formas de referirse a la jornada, Presidents’ Day o Washington’s Birthday. La distinción es en parte cuestión de tiempo y tradición, ya que la primera denominación, más actual, responde al cambio de 1968 establecido en el Uniform Monday Holiday Act, por el cuál los festivos serían movidos a los lunes y así dar un puente largo a los trabajadores de todo el país.

Por supuesto, las formas de celebración y la observancia sí han atravesado cambios, variando el significado del festivo en el imaginario colectivo.

Una breve historia de la festividad

La muerte de George Washington, una de las figuras más emblemáticas de la historia estadounidense en 1799, no podría pasar por alto para una colectividad que admiraba y seguía con profundo respeto su contribución a la constitución del país.

El 22 de febrero, fecha de su cumpleaños, fue desde su muerte una jornada de reconocimiento.

Ya en 1832 se cumplía su aniversario número cien. En 1848 comenzaría la construcción del Washington Monument, un símbolo icónico en la actualidad, causa de profundo orgullo nacional.

En suma, el reconocimiento y la honra a Washington era una constante en toda la sociedad civil, por lo que no era de esperar que el Estado lo reconociera como una fecha especial. El primero en proponerlo fue el senador Steven Wallace Dorsey de Arkansas. Luego, en 1879, el entonces presidente Rutherford B. Hayes la firmó como ley, lo cuál implicaba una observancia en todos los estados del país, al menos desde 1885.

El de Washington fue también el primer festivo federal en ser dirigido a un individuo particular, el segundo sería el Día de Martin Luther King Jr., solo hasta 1983.

George Washington sirvió como el primer presidente de los Estados Unidos, desde 1789 hasta 1797. Anteriormente, habría liderado las fuerzas patriotas en la victoria de la Guerra de la Independencia. También participó de la creación de la Constitución del país, que firmó en 1787 juntó a la Convención Constitucional, el grupo de intelectuales que creó las leyes del país. 

“La base de nuestros sistemas políticos es el derecho del pueblo a hacer y alterar sus constituciones gubernamentales. Pero la Constitución que existe en cualquier momento, hasta que sea cambiada por un acto explícito y auténtico de todo el pueblo, es sagradamente obligatoria para todos”, dijo Washington un año antes de la oficialización de la Constitución.

No solo se le considera un padre fundador, sino El Padre de su País.

El nombre de la festividad también incluía la denominación de Presidents’ Day, ya que algunos legisladores querían incluir, junto a Washington, a Abraham Lincoln.

El cambio fue impulsado por el representante Robert McClory, natural de Illinois, la tierra de Lincoln, en 1968. Los legisladores de Virginia, la tierra de Washington, se opusieron férreamente a la designación.

Pero como el cumpleaños de Lincoln es el 12 de febrero y el de Washington el 22, el tercer lunes de febrero sirve como un puente entre ambas conmemoraciones.

Hasta el día de hoy, los eventos más importantes que tienen lugar durante la jornada están relacionados con ceremonias públicas tanto en la capital como en el resto del país.

Un día cotidiano en Washington’s Birthday

Si bien está festividad no goza de tanta popularidad como el Día de San Valentín y mucho menos como un Año Nuevo, son especialmente destables los eventos que tienen lugar en las escuelas, como bien se ha encargado de retratar la cultura popular estadounidense.

En las escuelas, es costumbre promover actos y eventos en honor a los presidentes del país, en especial a los padres fundadores. Obras de teatro y recuentos con algunas de las actividades que los estudiantes practican durante su formación.

Por otro lado, y especialmente durante las últimas décadas, esta fecha sirve como apertura para que varias tiendas de costa a costa inicien su temporada de descuentos.


El Monte Rushmore es una de las principales atracciones turísticas del país. En el sobresale el rostro de cuatro presidentes icónicos: George Washington, Thomas Jefferson, Theodore Roosevelt y Abraham Lincoln. Fotografía: David Zalubowski/AP.