Menos inmigrantes solicitan tarjetas de identificación en Cincinnati

223
Jornada de gestión de tarjetas de identificación de MARCC.

En agosto de 2016, la ciudad de Cincinnati lanzó un programa para facilitar a los inmigrantes la obtención de tarjetas de identificación con fotografía, con más de 600 personas haciendo cola para obtener una.

Transcurridos dos años, una coalición religiosa local sigue organizando campañas mensuales de entrega de tarjetas de identificación. Sin embargo, son muchos menos los inmigrantes que se presentan hoy en día.

El motivo es que muchos temen las redadas en los lugares de trabajo de los inmigrantes indocumentados, sumamente publicitadas por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos en todo el país. Aunque no se han llevado a cabo redadas en Cincinnati recientemente, los grupos de defensa han trasladado la ubicación de las campañas de tarjetas de identificación a escuelas e iglesias, con la esperanza de hacer que los inmigrantes se sientan más seguros y fomentar una mayor participación.

«La gente está preocupada por su seguridad, por ser recogidos y deportados», dijo Ted Bergh, director ejecutivo de Catholic Charities of Southwest Ohio, que patrocina las campañas de tarjetas de identificación. «Así que son mucho más cuidadosos. No salen tanto».

En mayo de 2016, el Consejo de la Ciudad de Cincinnati aprobó un programa para ayudar a las personas que no tienen una identificación gubernamental, como los nuevos inmigrantes, las personas sin hogar y los ex-presidiarios que están regresando a la sociedad.

La primera vez que la Coalición Religiosa del Área Metropolitana de Cincinnati (MARCC) y Catholic Charities comenzaron a distribuir las tarjetas, las agencias tuvieron que organizar una caravana de desbordamiento debido a que se presentaron demasiadas personas.

«Los primeros cuatro o cinco meses en 2016, probablemente tuvimos 600 o 700 tarjetas emitidas», dijo Bergh. «En el mismo período del año pasado, se emitieron 300 o 400 tarjetas».

Aunque la participación ha bajado recientemente, la directora ejecutiva de MARCC, Margaret Fox, todavía espera que entre 30 y 50 personas se presenten para la próxima campaña de entrega de tarjetas de identificación, el 15 de septiembre en la Academy of Multilingual Immersion Studies en Roselawn.

En cada campaña de tarjetas MARCC en Cincinnati, los agentes de policía hablan de la seguridad de la comunidad y de cómo las personas que hablan un inglés limitado deben interactuar si son detenidas por la policía.

«El punto es: Todos estamos comprometidos con la seguridad, y esta medida permitirá a los ciudadanos sentirse seguros al hablar con la policía cuando normalmente no lo han estado, y sentir que pueden reportar crímenes y ser capaces de identificarse y no ver a la policía como una amenaza para ellos», dijo el Jefe de Policía, Eliot Isaac, en una conferencia de prensa en mayo de 2016, anunciando el plan. /WCPO