Inmigrante sancionada con casi medio millón: “Ellos deben comprender que somos humanos”

0
266

Edith Espinal, inmigrante mexicana que ha sido acogida como refugiada en una iglesia de Columbus desde octubre de 2017, fue sancionada con casi medio millón de dólares por U.S. Immigration and Customs Enforcement.

Espinal, madre de tres hijos, es una de los varios inmigrantes que han sido multados en medio de una campaña de la administración federal, según reveló recientemente National Public Radio.

De acuerdo con la información captada por el medio, algunos inmigrantes que han entrado ilegalmente a Estados Unidos están siendo sancionados por cientos de miles de dólares por “no tomar medidas para abandonar el territorio después de recibir órdenes de salir del país”.

El pasado 25 de junio, Espinal recibió una carta con la noticia. En total, se le sanciona con $497.777. Después de haber vivido en Columbus por dos décadas, la inmigrante encontró santuario en Columbus Mennonite Church hace 21 meses para evadir la orden de deportación expedida por el ICE.

El ICE se respalda en el Immigration and Nationality Act para formalizar la cuantiosa sanción contra los inmigrantes que no han salido del país después de la orden de deportación.

“La forma en que respondamos, la forma en que Ohio responda nos dirá quiénes somos realmente como comunidad, ¡como país! Esto es un asalto, una táctica de intimidación no sólo contra Edith y otras como ella, sino contra su sistema de apoyo, las iglesias que albergan a gente como Edith”, escribió Lizbeth Mateo, abogada defensora de Espinal en Twitter.

Mateo dijo también que, durante las últimas semanas, varios inmigrantes que han tomado asilo en iglesias de Colorado, Texas, Utah and Virginia han sido cargados con sanciones entre los $300.000 y $500.000. 

La representante al Congreso por el Estado de Ohio, Joyce Beatty, rindió declaraciones en Columbus Mennonite Church, advirtiendo que había enviado una carta al U.S. Department of Homeland Security:

“Les dije que esto era deplorable y me sorprende que hicieran algo así […] Estas multas son excesivas y violan el espíritu y la intención de las leyes de inmigración de nuestra nación”.

Por su parte, Espinal tiene treinta días para responder legalmente a la sanción. Ha dicho, entre otras cosas, que no se dejará “intimidar”.