ICE localiza a indocumentados a través de teléfonos celulares, según WSJ

De acuerdo con The Wall Street Journal (WSJ), agencias del gobierno de Estados Unidos usan de manera sistemática servicios de localización vía teléfonos celulares para rastrear a inmigrantes indocumentados.

0
215

WSJ reportó este descubrimiento siguiendo la pista de varias fuentes estatales. Los servicios de localización están mediados por aplicaciones esenciales en los teléfonos celulares, que bien pueden ser juegos o aplicaciones del clima.

Varios terceros, es decir, empresas, recopilan la información suministrada por los celulares con estas aplicaciones. La información es luego vendida a otras compañías que se encargan de ofrecer publicidad personalizada. Finalmente, el gobierno y, principalmente, el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, acceden, en últimas, legalmente, a los datos almacenados por estos terceros.

El WSJ asegura, después de consultar varios contratos de estas empresas terceras, que el gobierno compra datos de localización desde 2017. Más aún, en 2018, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), gastó alrededor de $190,000 en este tipo de servicios.

Las fuentes que hablaron al WSJ dijeron que ICE accede a los datos de localización para identificar y, posteriormente, arrestar a inmigrantes indocumentados. La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) es otra de las agencias estatales que hace uso de esta información, específicamente, para conocer la actividad en zonas de paso o tránsito como desiertos entre la frontera de México y Estados Unidos.

El WSJ llegó a afirmar que fue gracias a esta información que CPB descubrió un túnel ilegal entre ambos países construido por narcotraficantes. Por este motivo, en septiembre de 2019, CPB invirtió cerca de un $1 millón en licencias de software con el fin de acceder a datos de localización vía teléfonos celulares.

“Aunque la CBP tiene acceso a información de localización, es importante señalar que esa información no incluye datos de torres telefónicas, no se ingiere en masa y no incluye la identidad de usuarios individuales”, aseguró una de las fuentes consultadas por el WSJ.

Así las cosas, esto quiere decir que, por el momento, la información de localización no está ligada a nombres propios o usuarios determinados.