Gobierno prohíbe parcialmente los cartuchos de vapeadores saborizados

Desde febrero, quedarán prohibidos los cartuchos para cigarrillos electrónicos saborizados. Sin embargo, en el mercado se seguirán vendiendo cartuchos con tabaco o mentol.

Este es el último movimiento de la Administración para combatir la crisis de salud que se ha desatado por el uso de vapeadores o cigarrillos electrónicos. Por lo demás, la nueva reglamentación no alcanza a cubrir la totalidad de productos, y seguirán en el mercado los sabores y cartuchos tradicionales.

La prohibición de los cartuchos saborizados para dispositivos de vapeo fue liderada por la FDA, Administración de Drogas y Alimentos. Las excepciones a la venta de estos productos están sujetas a una autorización particular de las autoridades.

El año pasado, una crisis de salud fue desatada entre varios sectores del país (no hubo un sector demográfico especialmente afectado) por el uso de vapeadores. Varias personas a lo largo de todo el país fueron contagiadas con infecciones pulmonares desconocidas, que causaron síntomas relacionados con la tos, nausea y dificultades respiratorias.

Luego, las autoridades de salud declararon que estas infecciones fueron extendidas por el uso de sustancias a base de cannabis en los cartuchos, muchas de las cuales se comercializaban en la calle, sin regulación estatal.

Sin embargo, un grupo demográfico ha sido detectado por sus factores de riesgo. Jóvenes entre los 16 y 25 años son más susceptibles de usar vapeadores y cigarrillos electrónicos. Un esfuerzo nacional por detener este hábito fue convertido en ley el año pasado. Ahora, la ley para comprar tabaco en cualquier presentación aumentó de 18 a 21 años. La ley entrará en vigencia a partir del próximo verano.

Una encuesta gubernamental del 2019 indicó que el 27.5% de los estudiantes de secundaria había declarado haber usado vapeadores en los últimos 30 días, un aumento sustancial con respecto al 11.3% que afirmó lo mismo en 2016.

Las compañías de vapeo utilizaron campañas de publicidad y mercadeo exclusivas para captar a consumidores jóvenes: la aromatización y saborización de los cartuchos, por ejemplo.

Inicialmente, los cigarrillos electrónicos y vapeadores se crearon con la idea de servir de sustitutos para los fumadores convencionales, ya que estos primeros dispositivos tienen menores concentraciones de nicotina y, en consecuencia, los efectos son menores, pero no por eso inexistentes. El líquido que contienen los cartuchos de vapeadores está compuesto por diferentes elementos, desconocidos para el público general tanto como los del cigarrillo convencional.