Esperanza Latino Center abre sus puertas a la comunidad

Cuando las circunstancias propias de cada comunidad fomentan el surgimiento de iniciativas humanitarias, ideas maravillosas han sido gestadas desde el seno mismo de la sociedad para solventar problemáticas de índole global.

La inmigración es nuestro país nació antes de que se fundará el estado nacional. Pero las circunstancias que hoy en día nos atañen comprenden dimensiones de dificilísima solución.

Por eso, es la labor de mentes individuales, organizaciones y, en esencia, el corazón mismo de lo que llamamos sentido comunitario, los encargados de hacer gestar iniciativas de las más dignas pretensiones.

Y en Ohio este sentir no es excepción.

El pasado 12 de febrero, una recién establecida organización, Esperanza Latino Center of Northern Kentucky Incorporated, abrió sus puertas a la comunidad con el vivo objetivo de servir a la población latina de la región a través de los servicios que desde ya ofrecen.

“Su objetivo es abogar y proporcionar servicios y recursos a la comunidad hispana/latina en el norte de Kentucky y el área metropolitana de Cincinnati.  El Centro Esperanza es un lugar acogedor para que la comunidad se reúna o busque ayuda”, dijo Irene Encarnación, Directora Ejecutiva Interina de la organización.

La idea nació de la visión de Leo Calderón, director de la Oficina de Programas y Servicios Latinos de Northern Kentucky University desde 2001, cuando expuso el proyecto al Comité de Paz y Justicia del Norte de Kentucky (NKJPC).

El equipo se compone de Leo, Presidente y Director Fundador de la Junta Directiva, JoAnn Schwartz, Directora de NKJPC y Vicedirectora de la Junta Directiva, Jeff Richardson, Presidente de 3R Fondo para Inmigrantes y tesorero de la Junta Directiva e Irene Encarnación, quien también es especialista en Estudios Latinos en University of Northern Kentucky.

Otras lideresas de la organización son las hermanas Alice Gerdeman (SDP), Juana Mendez (SC), Marie Francine Stacey (SND), así como la abogada Mary Lepper.

No menos importantes son los pasantes de la University of Northern Kentucky, dirigidos por Irene, que se unieron al proyecto y actualmente se ocupan en construir una base de datos para facilitar el acceso a información y recursos para la comunidad. Jack Maslovar, Cyndy Rodewald, y Brenda Morán están a la cabeza del programa de alfabetización infantil Listo a leer Covington.

Seguidamente, los miembros se dieron a la tarea de hacer efectivo el propósito, que vio la luz en Covington (ciudad que ha experimentado un importante crecimiento de la población latina en los últimos años).

Y recientemente, durante el Día de Reyes, en enero, Esperanza Latino Center promocionó su primer evento de inauguración. Durante la jornada, miembros de todos los grupos de la sociedad civil se congregaron en el lugar de la recién nacida organización para donar insumos y elementos de oficina. Se recolectaron mesas, sillas, computadores, cafeteras, un horno microondas, una nevera y variadas decoraciones.

Desde el 12 de febrero, el Centro abrió al público para funcionar los martes y jueves de 9:00 a.m. a 5:00 p.m. en primavera. Los directivos han dicho que en verano anunciarán un horario más extenso y conveniente. La organización está ubicada en Pike Street #234 de Covington (NKY).

Según Irene, “hoy Esperanza es un espacio pequeño, pero muy acogedor. Esperanza es también una metáfora creada con el fin de inspirar a todos a trabajar con un espíritu de ayuda mutua, en un ambiente de camaradería, amistad y colaboración”.

En síntesis, los servicios que ofrece el Centro Esperanza son los siguientes:

  • Talleres educativos.
  • Asistencia bancaria.
  • Clases de ciudadanía.
  • Asesoría universitaria y de educación superior.
  • Asesoría para beneficiarios de DACA.
  • Programas de enriquecimiento educativo.
  • Información de empleos.
  • Servicios de promoción de la salud.
  • Consejería de vivienda e inmigración.
  • Iniciativas de alfabetización temprana.
  • Referencias legales.
  • Asistencia fiscal.
  • Programas de verano para jóvenes y otras asesorías generales.

¿Y quienes pueden beneficiarse de estas ayudas? “Se les da la bienvenida a los inmigrantes latinos y no latinos y otros miembros de la comunidad sin tener en cuenta la raza, género, orientación sexual, discapacidad, origen nacional o estatus migratorio, y se aboga por cambios que resulten en la aceptación y la igualdad de nuestra comunidad diversa, con alianzas que fomentan la participación y promueven oportunidades”.

Esperanza, que ya está registrada oficialmente en Kentucky como una organización sin fines de lucro, ya solicitó su aplicación al código 501(c)(3), que le abrirá el camino para recibir ayudas del estado y fondos de instituciones benéficas. La organización hace un llamado a quienes deseen participar de la iniciativa como voluntarios, y ofrezcan su tiempo, talento o donaciones.

Si usted está interesado en contribuir como voluntario o enviar una donación al centro pueden comunicarse con Irene Encarnación llamando al 859-261-0862 o mediante el correo electrónico esperanzanky.irene@gmail.com.