Empresas grandes o empresas pequeñas: ¿en dónde aplicar?

0
142

A lo largo de nuestro proceso, nos encontraremos con un dilema común: enviar nuestras aplicaciones a empresas grandes, transnacionales y de renombre o aplicar a un negocio pequeño, amigable y accesible. Por supuesto, no hay que tomar partido por ninguna en términos de oportunidad: pequeñas empresas ofrecen grandes beneficios; una gran empresa, siempre tiene sus limitaciones.

Entre las ventajas que se cuentan al aplicar a una empresa pequeña, podemos enumerar:

  • Mayores oportunidades de crecimiento dentro de la empresa, ya que no hay competencia invisible.
  • Un proceso de selección y relación con los jefes más directa y personal.
  • Al ser incluido en un proyecto de emprendimiento, estarás a cargo de varias tareas a la vez, sin que esto signifique mayores horas de trabajo. En suma, podrás participar de más campos y lograr más experiencia laboral, tanto para tu CV como para tu formación.
  • Una mejor relación con tu ambiente laboral y compañeros de trabajo.

Calificar para una empresa pequeña es un camino apropiado si aún no cuentas con bastante experiencia, si deseas construir tu propio negocio en el futuro o si crees que tu talento puede ser usado para la creación de nuevos proyectos.

Por el lado de las grandes empresas, considera estas ventajas:

  • Podrás acceder a un paquete más grande de prestaciones y beneficios.
  • Te beneficiará incluir en tu CV el nombre de una gran empresa.
  • Un sistema de capacitación y formación más accesible.

Si deseas estabilidad y seguridad, tanto financiera como personal, además de trabajar para un espacio más estructurado (y por lo tanto, con menos oportunidades de ascenso y relevancia personal), una gran empresa puede ser tu opción.