El Presidente en su laberinto: el impeachment prende motores después de semanas de investigación

Después del anuncio formal de la representante de la minoría demócrata del Senado, Nancy Pelosi, por dar marcha a un proceso de impeachment, el estadio de recepción de información comienza a herir al Presidente y a sus cercanos.

0
159

No hay escapatoria. Las posibilidades de acción se reducen con cada semana más para el presidente de los Estados Unidos. Con las declaraciones de una ficha clave en la embajada de Ucrania, William B. Taylor, Jr., los esfuerzos del primer mandatario por salvaguardar su cuerpo político se difuminan.

Taylor, según comunicaron más tarde los medios de comunicación, reveló a puerta cerrada el elemento sustancial que la pesquisa ha intentado captar en sus escasas semanas de desempeño. El diplomático desvirtuó el argumento de no quid pro quo defendido por Trump y sus aliados políticos, por la cual, el desembolso de varios millones de dólares por concepto de defensa militar no dependía del favor político de Ucrania al mandatario.

De hecho, Taylor hizo explicito que los cerca de $400 millones destinados a protección militar que el Congreso aprobó para desembolsar a Ucrania estaban condicionados por la apertura de una investigación fiscal contra el adversario de Trump en la Campaña de 2020, Joe Biden.

¿Qué sucede en la Casa Blanca?

Para recapitular, estos son algunos de los elementos más importantes en el proceso de impeachment que la Cámara de Representantes ha abierto en contra del presidente por supuesto abuso de poder:

  • Una llamada emitida desde la Casa Blanca entre el presidente, Donald Trump, y el mandatario de Ucrania, Volodymyr Zelenskyt que ocurrió en julio de 2019 prendió las alarmas de los servicios de inteligencia locales. Un demandante redactó un reporte al Departamento de Justicia, afirmando que el contenido de la llamada podría ser material de sospecha sobre el presidente.
  • El reporte del demandante fue publicado, luego de la transcripción editada de la llamada entre Trump y Zelenskyt, en donde se comprueba que el presidente, en medio de la conversación, habría puesto sobre la mesa —como una condición— la investigación fiscal del hijo del candidato demócrata a las elecciones de 2020, Hunter Biden, para desembolsar los cerca de $400 millones. Hunter Biden presidió la junta directiva de Burisma, una compañía relacionada con el gas. Como varios medios y juristas han notado, la participación de Biden en la compañía no supuso hechos ilegales.
  • Rápidamente, los demócratas de la Cámara de Representantes, abren un proceso informal de impeachment, es decir, una investigación criminal contra la actuación del presidente por presuntos delitos de abuso de poder. En medio del acontecimiento, Trump llamó la atención, nuevamente de Ucrania, pero también de China, por investigar a Hunter Biden. El presidente habría solicitado a un Estado investigar a un rival político para su beneficio particular.
  • Conforme avanzaron las semanas, y después de que la Casa Blanca haya anunciado que considera las intensiones de impeachment deslegitimadas y anticonstitucionales (y, en consecuencia, que no colaborará con la investigación), el Congreso citó a varios testigos relacionados con la política exterior de Trump con respecto a Ucrania. Fueron citados embajadores y representantes como Marie Yovanovitch, Kurt Volker, Gordon Sondland y académicos como Fiona Hill.
  • Bajo la mira también se cuenta el abogado personal del presidente, Rudy Giuliani, a quien Taylor en su testimonio señaló como encargado de un “conducto altamente irregular” en Ucrania. Y es que, según el diplomático, existían dos conductos para los asuntos de político exterior en Ucrania, uno regular y legal y otro irregular e ilegal. Este último era presidido por Giuliani, Sondland y Volker.

¿Qué se puede esperar en los próximos días?

La Cámara de Representantes recibió un espaldarazo del Departamento de Justicia: ahora tendrán acceso al reporte original de Robert Mueller sobre la incursión de Rusia en las elecciones de 2016 y el papel de Trump en el proceso.

Este camino único condena simbólica y jurídicamente al presidente, mientras que da vía libre a la investigación para avanzar de manera más rigurosa y rápida. El reporte de Mueller contiene información sensible, varias entrevistar y posiciones legales del investigador con respecto de la actuación del presidente y una posible obstrucción a la justicia.

El Congreso seguirá recogiendo información valiosa antes de proceder a un impeachment formal. Si bien todavía faltan pasos sustanciales para que el caso de traslade al Senado, la única institución que puede juzgar al presidente y ordenar su baja en cargo, la Cámara avanza, tal y como se había previsto, más rápida cuanto más capta nueva información.