El Día de los Veteranos, un homenaje al servicio de los militares que protegen el país

El Día de los Veteranos, o Veterans Day, es una de las festividades públicas y federales más importantes de Estados Unidos. En este día se honra la dignidad de los militares que han representado al país en conflictos nacionales e internacionales.

El feriado se celebra cada 11 de noviembre a nivel federal en todo el país a excepción de Wisconsin. La expresión más importante de la jornada se concentra en el The Veterans Day parade, un sentimental evento donde las personas que sirvieron a las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos son aclamadas por la sociedad civil.

El Día de los Veteranos puede ser confundido con el Memorial Day, celebrado el último lunes de cada mayo. La diferencia simbólica entre ambas festividades está en que el Memorial Day es una celebración a los soldados caídos en guerra, mientras que el Día de los Veteranos tiene como objeto directamente a los militares veteranos: soldados que sirvieron al ejército y se retiraron de la institución o fueron eximidos por causas diferentes a las deshonorables.

En buena parte de todos los estados del país, esta celebración se extiende a calles y marchas, donde los veteranos de la comunidad exhiben sus uniformes antiguos, medallas y reconocimientos por su servicio.

Antecedentes de la celebración

La correspondencia del día responde a una casualidad histórica. El Día del los Veteranos se celebra el mismo día que Armistice Day y Remembrance Day, celebraciones anglosajonas de la Gran Guerra.

Las acciones hostiles entre estados en la Primera Guerra Mundial concluyeron formalmente en la onceava hora, del día once del mes de once de 1918. Un año después, el presidente Woodrow Wilson escribiría una carta durante Armistice Day, en el que reseñó el significado de la jornada para los americanos:

“De esta victoria surgieron nuevas posibilidades de libertad política y de concierto económico. La guerra nos mostró la fuerza de las grandes naciones que actúan juntas con grandes propósitos, y la victoria de las armas predice las conquistas duraderas que se pueden hacer en paz cuando las naciones actúan con justicia y en defensa de los intereses comunes de los hombres”.

En 1926, el Congreso nacional aprobó una proposición para expandir la celebración pública de la fecha con diversas ceremonias oficiales. Un acto del Congreso aprobado en 1938 hizo legal el feriado federal, incluyendo la clausula de la celebración: “un día para ser dedicado a la causa de la paz mundial y para ser celebrado y conocido como el Día del Armisticio”.

Pero no fue hasta 1945 cuando el veterano de Alabama, Raymond Weeks, propuso expandir el significado del Armistice Day para incluir no solo a los hombres que murieron en la Gran Guerra, sino a todos los veteranos. Weeks dirigió un grupo de presión que convenció al entonces presidente, Dwight Eisenhower, para aprobar la medida. Así las cosas, en 1954, el Armistice Day fue sustituido por el Veterans Day.

Fotografía: Sgt. Ken Scar/Ejército de Estados Unidos.

El feriado

Como festivo federal, las oficinas gubernamentales no esenciales permanecen cerradas, así como algunos puestos de trabajo y escuelas públicas.

El sentimiento del día se desplaza a rendir respeto por el heroísmo militar, un valor bien tenido en cuenta por la institucionalidad estadounidense. Los veteranos constituyen un segmento importante de la sociedad civil y militar.

Hasta 2018, se cuentan 18.2 millones de veteranos vivos, del cual un 9% es mujer y 7 millones son veteranos de la Guerra de Vietnam y 2 millones en la Guerra de Corea.

A lo largo del día se llevan a cabo marchas en todo el país, recordando y reviviendo los honores de los militares que sirvieron en las fuerzas de combate. Durante las marchas, ostentan sus uniformes que recuerdan varios momentos históricos: la Segunda Guerra Mundial, la Guerra de Vietnam, la Guerra de Corea, etc.

La tradición más importante tiene lugar en Tomb of the Unknowns, un monumento dedicado a los miembros del ejército cuyos restos no fueron identificados. El monumento se encuentra en el Arlington National Cemetery de Virginia. Además, en el día se ponen y cambian los arreglos florales en los lugares de sepultura de los militares caídos en combate.

Otros países como Reino Unido, Australia o Francia celebran a los veteranos de la Gran Guerra y la Segunda Guerra Mundial el 11 de noviembre.