El balance de Cincy-Cinco: un completo éxito para la comunidad

0
679

El pasado 4 y 5 de mayo tuvo lugar el mayor evento hispano de Cincinnati: Cincy-Cinco. Pensado para ofrecer a toda la comunidad de la ciudad un espacio para festejar la cultura y exhibir lo bello de las costumbres hispanas, el evento también tenía la misión de recaudar fondos para organizaciones e instituciones pro-latinas.

Además de música, danzas, presentaciones y entretenimiento en vivo, así como la incorporación gastronómica de este año, Tacopolis, Cincy-Cinco contó con la participación del Cónsul de México, Luis Enrique Franco y una agrupación infantil hispana de música clásica, My Cincinnati.

Las actividades del festival se llevaron a cabo en Fountain Square, sitio de congregación para los más grandes acontecimientos de la ciudad de Cincinnati, lo que da cuenta de la magnitud e importancia que se ha forjado Cincy-Cinco a lo largo de los años, siendo esta su decimosexta edición.

Para mostrar los resultados a la comunidad hispana, Alfonso Cornejo, Presidente de la Cámara Hispana de Cincinnati y organizador del festival, dejó entrever algunos detalles tras el cierre, a modo de conclusión para los participantes y benefactores.

Hay que resaltarlo, dice el propio Cornejo, esta edición -y, exactamente, el domingo 5 de mayo-, fue “en términos generales”, la jornada más exitosa en años, debido a la comprometida asistencia de los participantes. En esa medida, Tacopolis, y los restaurantes que se plantaron, percibieron una gratificante satisfacción.

Otro apunte del Presidente de la Cámara refiere a su contribución para la organización del festival:

“Organizar un evento como este toma mucho tiempo y esfuerzo, pero al final, nos sentimos orgullosos de que la comunidad en general vaya apreciando nuestra cultura y tradiciones y que los latinos tengamos una muy buena razón para asistir cada año, ¡y saludar a miles de amigos!”.

Cornejo también coincide en que el éxito del festival se debe al aporte de dos nuevos patrocinadores de nivel ORO (uno de los más altos en la escala), quienes estarán financiando buena parte de Cincy-Cinco en los próximos años, “ayudando a mantener la calidad y el tamaño” del mismo. Los dos nuevos patrocinadores son Western & Southern y 5/3 Bank.

Tacopolis, por su parte, como una nueva incorporación, logró adaptarse a las demandas gastronómicas de los asistentes. Según Cornejo:

“Esta es una campana a largo plazo para proyectar que nosotros somos el futuro. En Cincinnati estamos orgullosos de nuestro pasado (Porcopolis) pero también estamos orgullosos porque los Latinos somos una pieza muy importante para el crecimiento futuro de Cincinnati”.  

Quizá, una de los mayores y más memorables experiencias del festival tiene que ver con la agrupación My Cincinnati. Se trató de la agrupación musical, conformada por nueve niños que tocaron algunas composiciones de música clásica, un espacio que la audiencia disfrutó de sobremanera. Los niños, maestros y padres recibieron el reconocimiento del público y, de ahora en adelante, será seguro que esta escuela de música, con base en Price Hill, será parte integral de Cincy-Cinco durante las próximas ediciones.  

Haciendo una valoración de esta edición, Cornejo asegura que, tras las incursión de nuevos patrocinadores, nuevos restaurantes y nueva música, entre otras cosas, no se puede llegar a otra conclusión más que Cincy-Cinco 2019 fue un completo éxito. Ahora, lo recaudado irá hacia las organizaciones que apoyan a los latinos, específicamente, en las áreas del cuidado de la salud y educación. El Organizador también invita a los lectores a que vayan marcando en el calendario la fecha del próximo festival: el sábado 2 y domingo 3 de mayo de 2020.

Para finalizar, el Presidente de la Cámara Hispana de Cincinnati desea “agradecerles una vez más a la comunidad por haber participado y ayudado a hacer de este festival familiar y cultural un modelo regional para que todos vivamos orgullosos en Cincinnati”.