68.2 F
Cincinnati
miércoles, abril 8, 2020

¿Cómo podría afectar el coronavirus a Latinoamérica?

En Ohio

Nuevos horarios en la iglesia San Bonifacio de Cincinnati

En este tiempo de emergencia, el arzobispo permitirá abrir la iglesia para la oración personal y la adoración eucarística, por lo cual...

Gobernador DeWine Anuncia Temporalmente Cierres Adicionales de Negocios

(COLUMBUS, Ohio)—El Gobernador de Ohio Mike DeWine y la Directora del Departamento de Salud de Ohio, Dra. Amy Acton, M.D., MPH, anunciaron hoy que...

Ohio, entre los mejores estados para retirarse

Ohio es uno de los mejores lugares del país para jubilarse, según un sitio web de jubilaciones. De acuerdo...

El llamado de las universidades de Ohio para que los estudiantes regresen tras la amenaza del coronavirus

Varias universidades de Ohio están regresando estudiantes de vuelta a casa o cancelando programas en el extranjero debido al brote de coronavirus COVID-19 que...

Las bolsas internacionales ya han reaccionado a la crisis provocada por la extensión del coronavirus en varios países de Asia y Europa, arrimando flechas en rojo y hacia abajo, previendo perdidas, hasta ahora no significativas, para la economía global.

Estados Unidos ha confirmado el contagio de al menos 61 casos confirmados (ninguno en Ohio) de coronavirus, de acuerdo con el Centers for Disease Control and Prevention (CDC).           

De los países europeos, Italia es actualmente el más afectado, con cerca de 888 casos y 18 muertes. De los países asiáticos, después de China, Corea del Sur es el más afectado, con cerca de 3.000 casos.

Las medidas en todos los países circundantes son extremas. Cuidados en aeropuertos, control de visitantes y monitoreo de ciudadanos son constantes en los países con planes y proyecciones de infectados. No sucede lo mismo en países donde la infraestructura púbica es débil y menos rigurosa.

Latinoamérica se ha zafado de un yugo sin precedentes. No obstante, es necesario decir que, dado el conocimiento tan precario que se tiene al día de hoy del desarrollo y la naturaleza del virus, nada se pude decir de él con certeza, más que las mejores medidas para hacerle frente son de prevención e higiene básicas.

Los casos latinoamericanos son arguiblemente aislados, y en ningún caso corresponden a contagios sistemáticos. Tampoco se habla de contagios persona a persona dentro de uno de los territorios de Latinoamérica, lo que complicaría la situación como ha sucedido en otras latitudes, donde un contagio sin control puede afectar a todo su núcleo inmediato de personas y las que encuentra a su paso.

Así ha sucedido, por ejemplo, en Corea del Sur, donde los miembros de una denominación religiosa cristiana han sido blanco de la gran mayoría de contagios. Uno de los puntos más álgidos de estos contagios tuvo lugar durante el funeral de un miembro que murió por coronavirus. Al funeral asistieron más feligreses infectados, y una buena parte resultó contagiado.

En Inglaterra, un contagiado fue de su casa hasta el hospital en Uber. Allí descubrió que, efectivamente, estaba infectado. La ruta que tomó, sin ninguna medida de seguridad, pudo haber perjudicado a una gran masa de personas.

La ventaja de Latinoamérica reside en su escaso tráfico de conexiones con China, inicialmente, y con los demás países asiáticos. Gracias a esta separación geográfica, los países del cono sur no han sufrido de la maldición de los países europeos y estadounidenses, en donde se extiende un considerable paso de turistas y comerciantes chinos y asiáticos que podrían estar contagiados.

Varios países latinoamericanos, incluidos Colombia, Argentina y Costa Rica, han adelantada medidas de contención en caso de brotes. Costa Rica fue el primer país de la región en implementar monitoreos rigurosos con pruebas moleculares especificas para confirmar los casos de contagios.

Como la mayoría de los casos aislados de los países están fuera del territorio en la mayoría de los casos (específicamente en cuarentena y monitoreo), no se han desplegado medidas más fuertes. Mientras estos ciudadanos no regresen a sus países y no haya casos de transmisiones persona a persona dentro, es improbable que las medidas superen la fase pasiva de prevención.

Lo más preocupante de un brote de coronavirus en la región es el reto que impone para las naciones sin una infraestructura pública preparada para atajar la epidemia. China construyó 2 hospitales de 10.000 camillas en menos de quince días, y llevó a ciudades enteras de más de veinte millones de personas en aislamiento. Es dudoso que países latinoamericanos puedan implementar estas medidas con tanto ahínco debido a sus diferencias de financiación pública.

Sin embargo, el panorama, al menos en la actualidad, se muestra alentador para la región, caso que no ocurre en otros lugares del mundo. Con respecto a la emergencia del coronavirus, parecer ser, en Latinoamérica encontramos un refugio seguro.

More articles

Más Noticias

La postal de voto para Ohio pronto llegará por correo

La Vanguardia El Secretario de Estado de Ohio, Frank LaRose, lanzó hoy la postal que los votantes de Ohio...

Las pruebas rápidas COVID-19 llegarán a Cincinnati

La Vanguardia Algunas instalaciones de atención urgente en la región de Cincinnati han comenzado a ofrecer pruebas rápidas COVID-19....

Los camioneros del área mantienen líneas de suministro en medio de la pandemia del coronavirus

La Vanguardia Las regulaciones federales y estatales se redujeron para ayudar a los conductores de camiones a entregar bienes...

Conozca las nuevas fechas del Censo 2020

La Vanguardia El 1 de abril iba ser según lo planeado el Día del Censo 2020 y para esa...

Se extiende la cuarentena en Ohio por el Coronavirus

La Vanguardia La orden de quedarse en casa de Ohio comenzó a extenderse temprano esta mañana hasta el 1...