El salario mínimo por hora experimentará un alza, con una tasa de 15 centavos de aumento desde el primer día del año, así, el salario se establece de $8.15 a $8.30 para el 2018.

Trabajadores con acceso a propinas recibirán un aumento en su remuneración, de $4.08 por hora, a $4.15 en 2018.

150,000 trabajadores del estado podrán experimentar beneficios por el incremento. Cerca de 500,000 trabajadores, con remuneraciones tan solo justamente por encima del mínimo, recibirían un pequeño impulso a causa de las tasas salariales que tendrán que ajustar los empleadores conforme el año avanza, según datos del think-tank Policy Matters Ohio.

Ohio es uno de los 18 estados que elevaron el salario mínimo en 2018. La tasa salarial federal de $7.25 por hora permanecerá en efecto el próximo año.